05.03.2021 | De interés

¿Tiene que ser rosa? ¿Qué esperan realmente las mujeres de las herramientas de mano?

Desde hace mucho tiempo los fabricantes de herramientas manuales consideran a las mujeres como grupo objetivo. Sin embargo, aunque los anuncios publicitarios suelen mostrarlas puliendo y atornillando grandes y pequeños proyectos de la vida, todavía es poco lo que se sabe acerca de lo que esperan las mujeres de las herramientas de mano. Es el momento de hablar de hechos y cifras.

    Perspectivas color de rosa

    Cuando en las tiendas de bricolaje aparecieron las primeras herramientas manuales diseñadas específicamente para mujeres, quedó muy claro qué se pensaba entonces de ellas y sus deseos en relación con las herramientas:
    muchos fabricantes parecían estar convencidos de que para las mujeres es determinante la apariencia de los productos, y que ellas muestran una preferencia especial por ciertos colores y diseños. El resultado: productos baratos de baja calidad, por supuesto de color rosa y estampados con flores de colores.

     

     

    En un estudio patrocinado por PB Swiss Tools titulado El marketing de género de las herramientas manuales de calidad (Claudia Schweizer, 2013), pudimos determinar que las mujeres no tienen una especial afinidad por el color rosa, ni eligen sus herramientas basándose principalmente en consideraciones visuales.
    Al contrario, se da incluso el caso de que suelen rechazar aquellos productos etiquetados como «diseñado para mujeres».

     

    También a las mujeres les gusta el bricolaje.

     

    Lo que realmente les importa a las mujeres es: la calidad, la ergonomía y un buen diseño de producto. Las mujeres trabajan con las herramientas de la misma forma que los hombres y, por tanto, buscan las mismas características. La herramienta debe sentirse cómoda y segura en la mano, ser fiable y de larga vida.

     

    Una diferencia palpable

    Es obvio que existen diferencias anatómicas entre hombres y mujeres.
    La cuestión es: ¿importan estas diferencias?

    Aunque las mujeres tienen, por término medio, las manos un poco más pequeñas que los hombres, esto no afecta a la facilidad de uso de los destornilladores y otras herramientas manuales. Un mango suficientemente grande garantiza que la presión generada durante el trabajo se distribuya uniformemente por toda la palma de la mano. Además, gracias a los tamaños de mango más grandes, las mujeres se benefician de una óptima transmisión de fuerzas.

     

    Herramientas manuales de calidad para todos

    En PB Swiss Tools, los prejuicios no tienen cabida. Producimos herramientas manuales de calidad adecuadas para todos los usuarios. En aras de este compromiso, intercambiamos impresiones, consultamos la opinión de nuestros clientes y optimizamos continuamente nuestros productos.

    Share this article
    ShareTweetShareEmail
    Visit
    Suscríbase al boletín